domingo, 8 de noviembre de 2009

Descubre la ciencia de la meditación

La meditación se centra en generar más luz y claridad en nuestro adentro. De la misma forma que al encender el interruptor de una habitación la oscuridad se esfuma, cuando la meditación enciende tu centro interior y tus chakras, la personalidad, con el falso ego y sus múltiples máscaras se destrozan.

Despertar al poder del alma, agigantarnos interiormente con la conciencia, expandiendo el nivel de vibración y generando alegría, gozo, contento y creatividad a tu vida. La meditación puede realizarse primeramente de forma individual y también en pareja para canalizar la energía recogida. En pareja las meditaciones tántricas potencian el vínculo y la atracción.

Es una sanación interior ya que el alma humana ha sido muy lastimada con toda clase de inventos y creencias: la culpa, el miedo, la represión, el tabú sexual y la muerte. El ocultamiento de la felicidad y el bienestar en pos de la carencia y la parquedad.
Meditación es la renovación parcial o total, (depende de cada uno) de las lastimaduras emocionales y los conflictos mentales que se llevan dentro. Si tienes miedo, al meditar surgirá el amor. Si tienes pereza, surgirá la voluntad. Si tienes carencia emergerá la sensación de abundancia. Y esto sucede por despertar el potencial de cada uno de los chakras.

El camino meditativo tiene muchos paisajes, uno se ve a sí mismo, se siente, no como lo ven los demás ni como se ve a sí mismo sino como quien uno es realmente. Esta medicina trae celebración y alegría, ya que la vida es un juego. La meditación no es algo serio ni un esfuerzo, tiene que dar placer. Como una ducha otorga un refresco al cuerpo o una comida rica trae placer al paladar, las meditaciones son un néctar tanto para el cuerpo, la energía y las emociones

No hay comentarios:

Publicar un comentario