viernes, 30 de octubre de 2009

¿Qué es la Astrología?

La astrología es una ciencia que consiste en interpretar los movimientos de los planetas en el cosmos y relacionarlos con los acontecimientos terrenales.
El momento exacto del nacimiento de una persona, o formación de una entidad, está influenciada por el lugar que ocupan los planetas en ese mismo instante. Este influjo definirá las características de la personalidad, que llevarán a actuar de una u otra manera, marcando el curso del destino.

El término “horóscopo” deriva de la palabra hora, que es lo que determinará el signo, ascendente y planeta que lo rige.

En astrología, se utiliza el sistema geocéntrico, es decir, se estima que los planetas giran alrededor de la Tierra.

Esta convención viene de tiempos remotos. La astrología fue base y fundamento de la astronomía, que se ocupa del estudio de la composición física, distancia y posición de todo lo que está compuesto el Universo: estrellas, constelaciones y otros.

Historia

La observación del cielo y sus misterios nace con el hombre mismo, con la curiosidad por conocer su destino.

Se conocen tablas planetarias que datan del siglo VII A.C.. Se estima que los babilonios la utilizaban para conocer los grandes acontecimientos, guerras y pestes que pudieran afectar al reino.

El primer manual de astrología es adjudicado a Ptolomeo, ya que los griegos, en el siglo IV A.C., pusieron el juicio de los astros al servicio de la exploración del destino del individuo.

Tras la caída del Imperio Romano, los árabes desarrollaron esta disciplina, a la que agregaron tablas de movimientos de los planetas, afinando el trabajo de los griegos. Con el redescubrimiento de la tradición helénica, siglos XV y XVI, la astrología pasó a ser una de las ciencias más importantes en las universidades europeas.
Con la demostración de Copérnico, de que es el Sol el centro del Universo, y posteriores descubrimientos, la ciencia avaló a la astronomía, mientras que la astrología quedó relegada.

Implicancias

El horóscopo solar se basa en el principio del orden que la Naturaleza impuso sobre la Tierra.

El ritmo exacto que tiene cada especie -la gestación, germinación, florecimiento y madurez-, se corresponde con los movimientos que efectúa la Tierra en el espacio.
Cada una de estas etapas son coincidentes y simultáneas con la posición que ocupan los planetas en el cielo.

De tal forma, los ciclos de la vida dependen de los dominios astrales que la Tierra recibe, y los movimientos del mundo y los astros influyen en distintos aspectos.
El principio del orden natural establece que todo tiene lugar, desde lo infinitamente pequeño hasta lo muy grande, y cada cosa es, al mismo tiempo, causa y efecto de muchas otras cosas.

El hombre es parte del Universo y, todo lo que en él suceda, afectará de manera positiva o negativa sobre sus circunstancias personales.
Cada constelación encierra el arquetipo de una cualidad de la energía cósmica, de tal forma que cada signo tiene su particularidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada