viernes, 30 de octubre de 2009

Descubre la ciencia de la meditación

La meditación se centra en generar más luz y claridad en nuestro adentro. De la misma forma que al encender el interruptor de una habitación la oscuridad se esfuma, cuando la meditación enciende tu centro interior y tus chakras, la personalidad, con el falso ego y sus múltiples máscaras se destrozan.

Despertar al poder del alma, agigantarnos interiormente con la conciencia, expandiendo el nivel de vibración y generando alegría, gozo, contento y creatividad a tu vida. La meditación puede realizarse primeramente de forma individual y también en pareja para canalizar la energía recogida. En pareja las meditaciones tántricas potencian el vínculo y la atracción.

Es una sanación interior ya que el alma humana ha sido muy lastimada con toda clase de inventos y creencias: la culpa, el miedo, la represión, el tabú sexual y la muerte. El ocultamiento de la felicidad y el bienestar en pos de la carencia y la parquedad.
Meditación es la renovación parcial o total, (depende de cada uno) de las lastimaduras emocionales y los conflictos mentales que se llevan dentro. Si tienes miedo, al meditar surgirá el amor. Si tienes pereza, surgirá la voluntad. Si tienes carencia emergerá la sensación de abundancia. Y esto sucede por despertar el potencial de cada uno de los chakras.

El camino meditativo tiene muchos paisajes, uno se ve a sí mismo, se siente, no como lo ven los demás ni como se ve a sí mismo sino como quien uno es realmente. Esta medicina trae celebración y alegría, ya que la vida es un juego. La meditación no es algo serio ni un esfuerzo, tiene que dar placer. Como una ducha otorga un refresco al cuerpo o una comida rica trae placer al paladar, las meditaciones son un néctar tanto para el cuerpo, la energía y las emociones

La danza consciente es el retorno a la naturaleza humana. Por ejemplo en la danza de la diosa Kali, uno expresa todo su poder, libertad y desenfreno. En cada danza se busca fundamentalmente que el cuerpo elimine la tensión y la represión en algunas áreas para que se libere. Esta primera liberación del cuerpo es seguida por la liberación de energía. La música, los ritmos y la respiración de limpieza harán que las emociones y la mente suelten el control.

El enorme poder, apertura, desnudez interna y gozo que se experimenta en las danzas étnicas son como el riego del jardinero a las flores. Vuelves a sentirte ancestral, natural y conectados a la vida.

El cuerpo físico se ve enormemente beneficiado con el calor y la energía que despiertan las danzas. Antes de realizar las ásanas de yoga, las danzas son el preámbulo perfecto para su correcta práctica.

Como el yoga sostiene, asimismo que podemos ser fluidos y flexibles como un río, la danza con conciencia meditativa, puede aportar un cambio profundo en el estado interno de quien las realice.

La rigidez es igual a muerte. Por ello, la flexibilidad y liviandad que las danzas proporcionan es la inyección energética natural y un regalo para el cuerpo y el alma. Puedes sentir que te transportas cuando danzas. Y esto tiene una explicación. Si te despojas de los horarios, la rutina, las preocupaciones y los condicionamientos, ¿qué queda? Pues, es el florecimiento de la propia naturaleza intrínseca: el poder, la alegría, la paz de espíritu, la sensualidad.

La danza devuelve la naturalidad perdida por el camino, derrumba las máscaras del ego, paga las deudas con el corazón.

Cada vez que dances, en solitario o con tu amante, pon música con tambores o música tribal, siente que se abre tu pecho en cada respiración, también las células y los órganos danzan, la sangre fluye, los músculos se calientan y el alma brota. La respiración es el motor para que la energía suba. Inhala por la nariz y exhala por la boca en todo momento, conscientes y alertas a la subida de la energía por los chakras.

A la energía Kundalini se la activa también por medio de las danzas, el fuego serpentino se expandirá por los canales y alimentará cada uno de los centros energéticos. Haz de la danza una meditación, cuando es en pareja es mucho más poderosa, y se intercambian a través del aura o campo energético la nutrición equilibrada entre el yin y el yang.

El enriquecimiento es poderoso, la conciencia sobre la energía se abre y la sabiduría innata se manifiesta desde el cuerpo al alma sin pasar por la mente. La danza abre las barreras que los malos hábitos o los condicionamientos han cerrado. Abre las emociones, la confianza y libera las tensiones.

El cuerpo se desbloquea sobre todo en la zona sexual y la cabeza, y surge el disfrute, el silencio mental, la sincronía con el universo y toda la Creación. Además, se liberan los dolores en la espalda y los dolores emocionales. La catarsis está disponible, la liberación es el mayor beneficio de la danza yóguica, consciente, meditativa, tribal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada